SHBG y su relación con la tiroides

Cuando nos hayan diagnosticado el hipotiroidismo o el hipertiroidismo tenemos que pedir en nuestras analíticas el valor de la SHBG, junto a testosterona y estradiol. A través de los servicios públicos sanitarios, no van a incluirla nunca, ni siquiera en tus perfiles tiroideos, aunque estés dentro de la menopausia o tengas claros síntomas de hipogonadismo. Es un valor que nos tocará solicitar directamente a un laboratorio independiente o mediante un seguro médico privado que trabaje con una clínica que estudie este valor.

La SHBG es una globulina que se encarga de transportar hormonas por la sangre. La dihidrotestosterona es la que se une con más afinidad. Le sigue la testosterona y el estradiol. Tenemos que saber que el mayor estímulo para elevar esta SHBG es el estrógeno. De todas las hormonas anteriores es la que más estimula la producción de SHBG. 

Los decrementos de SHBG son comunes en casos de hipotiroidismo mal tratado o no identificado pero que ha empezado a hacer mella en la salud. Los niveles bajos de T4 y T3 reprimen la síntesis de SHBG en el hígado y las gónadas. En las gónadas la SHBG se le conoce como proteína de unión a andrógenos. Los niveles altos de tiroxina en cambio, fomentan su producción. Las personas hipertiroideas pueden encontrar mayores niveles de SHBG en su sangre y las personas hipotiroideas niveles por debajo del rango saludable. Dependerá naturalmente de otros factores y de si la persona está bien tratada.

Un nivel bajo de SHBG mantenido en el tiempo promociona el hiperestrogenismo y la diabetes. La actividad ovárica se altera, la testosterona se aromatiza con más intensidad y podemos experimentar déficits de andrógenos a nivel cerebral con sus correspondientes consecuencias.

La SHBG puede disminuir ante la presencia de insulina y prolactina. Los factores de crecimiento estimulados por la hormona de crecimiento y la insulina reducen la producción de SHBG en el hígado. El uso de sustancias anabolizantes son responsables también de niveles bajos de SHBG.

En hombres, conviene averiguar cuáles son los niveles de SHBG y testosterona total en nanomoles por litro para calcular el índice androgénico libre. Muchos endocrinos utilizan este índice para detectar un hipogonadismo y en caso de salir en rango se oponen al uso de terapias de reemplazo hormonal. Debido al coste y monitorización que acarrea, asimismo el riesgo de abuso del paciente con déficit de andrógenos que puede verse motivado a usar más dosis de las recomendadas para cubrir la producción de testosterona.

Si tienes SOP es fundamental estudiar tus niveles de SHBG. No es negociable. La poliquistosis ovárica está relacionada con niveles bajos de SHBG a causa de estados hiperinsulinémicos. Te sugiero revisar también prolactina, ACTH, estradiol, estrona, androstenediona, DHEA, cortisol, progesterona y gonadotropinas. Así tendrás una visión completa del estado de tu eje. Para el SOP no olvides que las dietas bajas en hidratos de carbono y el ejercicio son altamente efectivos. El D-Chiro inositol, el cromo, el selenio y una buena fuente de ácidos grasos Omega 3 son complementos muy recomendables.

Con niveles bajos de SHBG el estrógeno coge dominancia dentro del organismo alimentando la aparición de quistes, ginecomastia, endometriosis, agrandamiento de la próstata si interactúa con el receptor alfa, sudoración, ansiedad, trombosis e incluso bocio. Niveles altos de estrógeno libre reducen la captación de yodo.

Si buscas equilibrar tus niveles de SHBG procura practicar actividad física de forma regular, no pasarte de peso, controlar el consumo de hidratos de carbono de mala calidad y gestionar tus niveles de estrés. Las dietas muy bajas en calorías aumentan la producción de SHBG. También el uso de anticonceptivos, aunque a nivel clínico no es significativo. Los tratamientos con inmunosupresores pueden variar los niveles de SHBG al minimizar el impacto de citoquinas inflamatorias en el hígado como Etanercept o Infliximab.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.