Cómo perder peso con Hashimoto

Es indudable que uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan muchas personas que padecen tiroiditis de Hashimoto es el sobrepeso. No afecta a todos los pacientes hipotiroideos y no todos los que lo padezcan van a tener dificultades si mantienen un déficit calórico y una actividad física regular. Perder peso si tienes hipotiroidismo de hashimoto es posible, hasta me atrevería a decir que sencillo si las barreras emocionales son pequeñas.

El mayor error que cometemos cuando queremos perder peso al tener hashimoto es cortar calorías y pasarnos el día tomando infusiones. Esto puede contravenir nuestros deseos, especialmente si los niveles de T3 libre son bajos.

Cuando una persona con tiroiditis de hashimoto no puede perder peso se debe a 3 razones, apúntalas bien porque si no se trabaja aquí será complicado adelgazar:

  • Exceso de inflamación.
  • Bajos niveles de hormonas tiroideas a pesar de usar Eutirox.
  • No se está practicando el déficit calórico correctamente.

Sabiendo esto, antes de iniciar un programa de pérdida de peso tenemos que controlar los 3 puntos anteriores. Una vez identificados, lo demás es coser y cantar porque nos queda únicamente ser disciplinados/as.

Inflamación

Una tiroiditis de Hashimoto se destaca por la presencia de anticuerpos contra las enzimas tiroperoxidasa, las cadenas de tiroglobulinas y en ocasiones contra los receptores de la TSH y el propio tejido tiroideo.  Por tanto, tenemos que cambiar los hábitos que están alimentando esta situación, que hablamos de ellos en el tratamiento natural para bajar los anticuerpos contra la tiroides.

Si los anticuerpos son altos y siguen subiendo es que hay inflamación, la inflamación bloquea tu progreso. El tejido adiposo blanco se comporta como un órgano endocrino y es capaz de liberar multitud de moléculas proinflamatorias y hormonas importantísimas para el metabolismo lipídico.

El entorno hormonal debe ser saludable para que la pérdida de peso no sea la conquista del Everest. Es imposible que nuestras hormonas se comuniquen y trabajen con sus correspondientes receptores si el nivel de inflamación es alto, por comer contra natura, dormir mal, soportar demasiado estrés, abusar de fármacos o estar aferrados al club de sedentarios hasta la muerte.

Un sistema inmunitario irritado, desincronizado e hiperactivo te lo pondrá muy complicado para perder peso. Tenemos que entender que cuanto más grasa acumules más te proteges de la inflamación, del estrés y del exceso de radicales libres. Un tejido adiposo alimentado con malos hábitos se hará insensible a la insulina, la leptina, la adrenalina, la UCP-1… Y liberará de forma constante cantidades importantes de interleucinas proinflamatorias (IL1-IL2-IL3) factor de necrosis tumoral alfa, proteínas aterogénicas (VEGF, lipoproteína A, CSF-1) que impiden el flujo saludable de la sangre y el oxígeno por tu cuerpo.

La inflamación sistémica y metabólica no se trata con AINES, Omega 3 o dietas detoxificantes, se trata dejando de hacer lo que nos inflama. La casa más limpia es la que no se ensucia.

Si quieres perder peso y tienes Hashimoto el camino consiste en dejar de comer contra natura (lácteos, cereales, granos, semillas), practicar ejercicios vigorosos destinados a potenciar tu musculatura (natación, calistenia, bodypam, máquinas de gimnasio) dormir como un bebé para darle descanso a tus riñones e hígado y alejarte de cualquier foco infeccioso que anule tus pensamientos o te aleje de los buenos hábitos.

Niveles de T3 libre

El segundo punto es chequear tus niveles de hormonas tiroideas. ¿Cómo saber si tus hormonas funcionan bien si nunca las analizas? No podemos inventar y especular cuando hablamos de salud. Eso de que cada 6 meses te hacen analítica para ver si la TSH ha subido se tiene que terminar. Hay que hacer un perfil completo, en este portal tienes todos los valores que necesitas.

De cara a la pérdida de peso hay que comprobar los niveles de T4, T3 libre y T3 reversa. Si no hay hormona tiroidea disponible para unirse a los receptores (fracción libre), naturalmente que bajar de peso va a ser difícil.

Si la inflamación es alta nos encontramos con resistencia a la hormona tiroidea y con niveles altos de T3 reversa. Un panorama estupendo para la obesidad.

Si los niveles de T3 y T4 libre y total son bajos hay que corregirlo. Muchas veces Eutirox no soluciona el problema, lo hemos comentado en otros post. Si deseas perder peso habrá que subir dosis, potenciar la conversión (si hay inflamación es difícil) o cambiarte a Cytomel o Novotiral.

Trabaja con las fracciones libres. Es fundamental para que la lipólisis sea efectiva cuando nos sometamos a un déficit calórico.

Si la T3 reversa sale alta la solución es sencilla. Aumentar la ingesta de calorías, especialmente proteínas magras y grasas insaturadas, incrementar las horas de sueño, reducir la medicación innecesaria y tratar la inflamación. El estrés y los procesos inflamatorios son los principales culpables de que la T3 reversa se dispare.

¡Cuidado con esto! Si la T3 reversa sale alta pero no bajamos la inflamación el cytomel no te sirve. Un exceso de T3 libre incentiva que la T3 reversa siga subiendo para proteger al corazón y el tejido nervioso de una crisis hipertiroidea. Pasa con mucha frecuencia.

Para aumentar las fracciones libres de T3 y T4, bajar la T3 reversa y reducir la resistencia a la acción de las hormonas tiroideas sobre sus receptores el mejor aliado es el ejercicio. Cuanto más tejido magro útil tengamos mucho mejor para el metabolismo. Se gestionan mejor los excesos de calorías.

Déficit calórico

El tercer punto clave. Los dos primeros trabajan la parte hormonal pero el resultado no será efectivo si el déficit no se hace. Hay que cerciorarnos de que el déficit se está haciendo bien. En muchas ocasiones subestimamos las calorías que ingerimos. Pequeños detalles como los aliños de las ensaladas, las galletitas del café, la cena del sábado noche o el vinito con los cuñados están boicoteando el déficit semanal.

Quizás el lunes, martes y jueves cumplas el déficit y te coloques en -700 calorías pero luego llega el fin de semana y te colocas en +900. El resultado es la mediocridad en su máximo esplendor y una congelación en tu progreso.

Si el entorno hormonal es saludable y practicas un déficit de 300 calorías al día la pérdida de peso viene sola.

La mejor forma de conseguirlo es con ejercicio. Para construir músculo no hagas déficit, se contraponen entre sí. Es más inteligente enfocarte en darlo todo en tus entrenamientos y cuidar ciertos aspectos de tu dieta para que consigas el físico deseado.

Restringiendo calorías bruscamente, quitando hidratos de carbono de golpe y pasarte la semana haciendo ayunos e infusiones te sirve los primeros días. El famoso cambio de rutina, pero el planteamiento táctico lo tendrás que cambiar constantemente. En el largo plazo es aconsejable centrarse en edificar un organismo potente, capaz de resistir el estrés, lidiar con la inflamación y los excesos de calorías. Para esto hace falta ejercitar los músculos.

A continuación dejo un ejemplo a seguir, muy general.

La dieta debe ser alta en proteínas y grasas insaturadas. No es necesario eliminar carbohidratos, es más, en hashimoto puede ser contraproducente. Depende del caso.

  1. 7:10 am. Comenzamos con 40 minutos de cardio. No comas inmediatamente después de terminar. Aguardamos unos 15 minutos.
  2. 8:15 am. Desayuno de 150 gramos de pavo fresco, 30 gramos de nueces de macadamia y 2 yogures de proteína sin azúcar con una pizca de canela.
  3. 11:30 am. Almuerzo de 300 ml de agua con 40 gramos de proteína en polvo, 1 plátano entero.
  4. 14:30 pm. Comida de 200 gramos de ternera picada con una patata, 2 pimientos media cebolla y un bote de ajetes o espárragos.
  5. 16:00 pm. Entrenamiento de máquinas en gimnasio unos 40 minutos.
  6. 20:00 pm. Cena de 200 gramos de merluza con una bolsa de ensalada primavera y 3 pepinos aliñada con vinagre de manzana y una pizca de sal maldon. De postre 2 gelatinas sin azúcar.
  7. 22:00 pm. A la cama para cumplir 9 horas de sueño

El eutirox puedes tomarlo al levantarte o justo antes de dormir. Dos horarios muy válidos. En ocasiones este cambio puede significar mucho en tu progreso.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.