Cómo usar Cytomel en Hipotiroidismo

El medicamento Cytomel contiene Liotironina sódica, una T3 sintética que emula las acciones de la propia hormona triyodotironina. Es crucial comprender su modo de uso porque la hormona T3 activa es la que te sacará de la sintomatología hipotiroidea.

Cytomel se debe usar de forma estratégica, debes conocer muy bien tu cuerpo y la tolerancia que tienes a un hipotético exceso de T3. Cuando el tratamiento de hipotiroidismo de Hashimoto se maneja con Cytomel hay que vigilar de cerca los niveles de T3 libre ya que es fácil realizar un viraje hacia un hipertiroidismo en algunos momentos de la semana.

La tiroiditis de Hashimoto si se acompaña de una mala conversión periférica a T3 apremia el uso de esta medicación. No todo el mundo la tolera y no todo el mundo la necesita. Como he comentado, no podemos depender de la conversión periférica toda la vida. En muchos momentos no es tan efectiva y se requiere una dosis extra de T3.

Los chequeos y citas con el endocrino tienen que realizarse en periodos de tiempo más cortos al comienzo del tratamiento. La T3 es más potente, más intensa, más activa y tiene más afinidad por los receptores nucleares de hormonas tiroideas. Esto afecta al hipotálamo y puede reprimir notablemente la liberación de TRH.

No es inteligente emplear terapias de choque. Si se reprime mucho la TRH y la TSH la reserva intratiroidea de T4 disminuye y poco a poco te vas haciendo cada vez más dependiente del medicamento. Cytomel es una espada de doble filo.

Asimismo, los niveles de prolactina pueden quedarse bastante reducidos. En mujeres se puede perder sensibilidad a la insulina y estados de glucemia basal anormales. El desgaste de tejidos óseos y musculares se multiplica y los ciclos se desregulan causando oligomenorrea.

Los niveles incrementados de T3 en el sistema nervioso por el uso indiscriminado de Cytomel bloquean las acciones de la desyodinasa 3 en el cerebro. Podemos sentirnos invadidos por cuadros de ansiedad e irritabilidad insoportables. La noradrenalina y la dopamina excitan nuestra actividad nerviosa reduciendo el umbral convulsivo y con más probabilidad de inducir crisis psicóticas espontáneas. Especialmente si hay antecedentes familiares.

¿Cuándo tomar Cytomel entonces?

El uso de Cytomel debe plantearse como una medida temporal. Yo defiendo su utilización si al momento del diagnóstico los síntomas de hipotiroidismo son fuertes, cuando hay una fuerte necesidad de suministrar T3 a los tejidos para romper el ciclo de inactividad.

Si la reserva de T4 es buena, los niveles de T3 reversa son altos y los anticuerpos contra la TPO también es otro motivo para empezar con Cytomel.

Tenemos que pedirle al endocrino que nos miren los anticuerpos contra el receptor de TSH. Muchos Hashimotos los tienen altos y esto nos puede predisponer a un hipertiroidismo durante el tratamiento con Cytomel.

Siempre que se empiece con Cytomel se debe evaluar la reserva de T4. Si es pequeña aconsejo acompañar Cytomel con Levotiroxina. Novotiral sería el ideal.

Algunas personas usan extracto de tiroides disecada de cerdo. Se conoce como Armour Thyroid. Este fármaco tiene T3 pero en mayor proporción. En la tiroides de cerdo la proporción de T4 y T3 es 4 a 1. En el ser humano es mucho menor, 13 a 1.

La dosis de Cytomel debe ser la mínima efectiva. Esto nos lo dirá el tiempo. Las primeras semanas tomar notas de nuestro estado de ánimo, metabolismo, energía, calidad de sueño, frecuencia de las deposiciones, molestias musculares o articulares, dolores de cabeza… Esto nos proporciona información de como está trabajando el medicamento.

Realizar un cuestionario de hábitos de estilo de vida y alimentación me parece obligatorio. Cada persona requiere una dosis de Cytomel específica. No podemos generalizar. En función de la cantidad de masa magra, actividad física, edad, polimedicación, salud hepática… El uso de Cytomel tal vez sea contraproducente.

Cytomel está desaconsejado en casos de Tiroidectomía ya que la reserva de T4 es marginal y no hay forma de almacenarla. Hay que dar Eutirox siempre y en caso de mayor necesidad, la prioridad debe ser subir la dosis de Levotiroxina antes que empezar con Cytomel.

Si se da el caso de que ni aún así desparecen o se alivian los síntomas es probable que la conversión periférica sea muy mala. Por falta de cofactores, obesidad, hiperinsulinemias, algún medicamento o sedentarismo. Tratar esto primero.

Si finalmente se opta por usar Cytomel siempre acompañado de Levotiroxina, repito, cuando hablamos de Tiroidectomía.

En países como España los médicos son reticentes a usar Cytomel de primera línea salvo que el paciente se ponga insistente. Sobre todo porque saben que el suministro de Cytomel está restringido.

En la actualidad, encontramos un uso ilegal de este medicamento en el mundo del deporte por sus increíbles efectos termogénicos. Es capaz de provocar una pérdida de grasa enorme, sin embargo el riesgo es alto. Por ello tenemos que ser cuidadosos y escépticos cuando busquemos información sobre el mismo.

La mayor parte del consumo de cytomel está ligada a deportistas de élite y personas que buscan fines estéticos. No tienen hipotiroidismo. No es tu caso. Este artículo está dedicado a personas que tienen hipotiroidismo.

El tratamiento se tiene que personalizar, una dosis popular es aplicar 50 microgramos de Eutirox y 10 microgramos de Cytomel.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.