Qué hace la TRH – Hormona liberadora de tirotropina

El hipotálamo es el centro neurálgico que controla el metabolismo energético. En el núcleo paraventricular del mismo se sintetiza la TRH. Esta TRH actúa en la hipófisis produciendo TSH y prolactina en menor medida.

Hay que mencionar que es la zona del cerebro más paleolítica de todas a nivel hormonal y es muy sensible al estrés, la ingesta calórica y los cambios de temperatura.

Los niveles de TRH disminuyen en ayunos prolongados, si hace mucho calor y si hay estrés. La TRH circulante está relacionada también con la edad del individuo.

En personas jóvenes, bien nutridas, sanas y que disfruten de un buen descanso se encuentran niveles de TRH más elevados.

Conviene conocer el poder de esta hormona porque muchos casos de hipotiroidismo compensatorio se producen a causa de niveles bajos de TRH. Los cambios bruscos en la dieta, los ayunos prolongados acompañados de estrés y poco descanso nos sumergen en un proceso de anorexia galopante peligroso para la salud.

Ante esta situación la TRH disminuye, asimismo la TSH y la síntesis de hormonas tiroideas. El gasto calórico disminuye drásticamente y nuestro cerebro se hace más sensible a la depresión y el sueño.

Las duchas de agua fría, las dietas altas en carbohidratos y proteínas y el descanso promocionan al alza esta hormona. Se puede ver estimulada por la noradrenalina, la insulina y la leptina. La distensión del intestino durante la ingesta de alimentos promueve su secreción y nos ayuda a equilibrar el gasto calórico.

Algunas personas pueden presentar polimorfismos genéticos en los receptores de TRH o incluso en los receptores de T3 ubicados en el hipotálamo. La T3 ejerce un efecto de retroalimentación negativa. Si aumenta su fracción libre el hipotálamo genera un decremento en la síntesis de TRH para evitar que la tiroides siga estimulada.

Los niveles óptimos de TRH deberían situarse entre 10 y 20 mUI/L. Se suele medir en ayunas haciendo un dosaje de TSH cuando hay sospecha de disfunción hipotalámica. Un nivel bajo podría confirmar una enfermedad de Graves o un tumor en la hipófisis. Los niveles exagerados de TRH se presentan en personas con hipotiroidismo no tratado.

Las mujeres embarazadas, los recién nacidos y también las personas que sufren de síndrome eutiroideo enfermo se caracterizan por tener una alta respuesta a la TRH y mayor concentración de la misma.

Si se sospecha de resistencia a las hormonas tiroideas es muy útil medirla.

Si estás tomando glucocorticoides, opioides o antiparkisonianos la respuesta a la TRH puede verse notablemente disminuida.

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252012000500005

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.