Cytomel – Liotironina sódica

Cytomel o Cynomel es otro de los medicamentos que tenemos para manejar un hipotiroidismo primario. Es más peligroso que el Eutirox y requiere un seguimiento más cercano si la disfunción tiroidea se planea tratar con este medicamento.

Muchas personas abusan de esta medicación para potenciar su adelgazamiento, pero se puede desarrollar un hipertiroidismo o un hipotiroidismo iatrogénico difícil luego de corregir. La liotironina sódica suprime el eje hipotálamo-hipófisis-tiroides con bastante frecuencia.

Cytomel es una alternativa que debe usarse estratégicamente. Especialmente recomendado si la T3 reversa es alta y está perjudicando la acción del eutirox o bien si el hipotiroidismo es muy rebelde o se ha diagnosticado muy tarde. En cualquier caso, debería utilizarse de forma coyuntural.

Cytomel en bajas dosis puede emplearse con un riesgo muy bajo, si lo supervisa un endocrino. Puede trabajar mejor que suministrar directamente Eutirox.

Algunas personas, cansadas y frustradas porque el tratamiento con Levotiroxina no les ha resultado satisfactorio se pasan a Cytomel. Funciona realmente bien si conocemos nuestro organismo y cuidamos la reserva de T4.

Los elementos de respuesta a las hormonas tiroideas ubicados en el hipotálamo son muy susceptibles a T3. La interacción de esta hormona con los receptores reprime la síntesis de TRH.

Por consiguiente, Cytomel se tiene que manejar con cuidado y estudiar muy bien el contexto del individuo.

Los casos donde se usa Cytomel de manera indiscriminada son para el tratamiento de la obesidad o para frenar la caída del cabello. Saturar la sangre con T3 no soluciona los problemas capilares. La T3 reduce la fase telógena del cabello y alarga la fase anágena o de crecimiento. Si hay un exceso, el ciclo se invierte. CUIDADO.

Se debe vigilar la nutrición y los factores predisponentes a la alopecia como son el estrés, el hiperandrogenismo, la acción de la DHT, las infecciones y los déficits nutricionales.

Para la obesidad, el uso de Cytomel tiene que estar supervisado por un endocrino que controle bien las dosis utilizadas y acompañado de un programa de entrenamiento y alimentación adecuado. Grandes cantidades de T3 reprimen la síntesis de TSH y TRH y a su vez intensifica el desgaste de tejidos musculares, óseos y nerviosos. Podemos acarrear problemas mayores.

Los tratamientos con liotironina sódica que incluyen algunos productos adelgazantes como Redotex no debería superar los 3 meses de duración.

En hipotiroidismo de Hashimoto el uso de Cytomel es útil para bajar la TSH de manera más rápida, combatir la depresión y recuperar los niveles de energía. El uso de T3 exógena no sube los anticuerpos contra la tiroglobulina, algo que con Eutirox si que puede pasar.

En casos de tiroidectomía el uso exclusivo de Cytomel no está aconsejado porque la reserva de T4 es muy pequeña. Es preferible usar una combinación de T4 con T3 o usar T4 sola acompañada de un cóctel de complementos que refuercen la conversión periférica a T3.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.