TSH alta en embarazo ¿Se tiene que tratar?

El embarazo supone un absoluto cambio hormonal para la mujer y cómo no la tiroides no iba a ser menos en este asunto. Una TSH alta en el embarazo es lo más normal del mundo. No debe atemorizarnos ni infundirnos miedo. Algunas veces este pensamiento viene alimentado por el médico,  algunos no están tan experimentados con estos cuadros y se guían por el tópico de que si hay una TSH alta hay que medicar por si el niño se queda sin hormona tiroidea.

Aceptando que estamos muy avanzados tecnológica y clínicamente, los casos de cretinismo, francamente, son muy raros. Exceptuando aquellas regiones donde hay desnutrición o la ingesta de yodo es muy pobre.

En la actualidad, una madre no debe preocuparse por ver su TSH en 3,5 o 4,8 durante los primeros meses del embarazo. Al niño no le faltará de nada, en todo caso será la madre la que si fuese estrictamente necesario, sufriese las consecuencias de una carencia de hormonas tiroideas.

Si atendemos a los criterios clínicos a la hora de medicar, si solo se presenta una TSH alta, sin presencia de anticuerpos y con las reservas de T4 cubiertas, no es necesario iniciar un dosaje con Eutirox. Algunos médicos prefieren jugar a lo seguro y pautan un tratamiento temporal que cubre todo el embarazo para regular esta TSH.

Sinceramente, el riesgo de esta práctica es bajo pero la madre se juega a quedarse hipotiroidea después del embarazo y sea complicado desprenderse de la medicación después. Asimismo, muchos partos pretérmino y casos de preeclampsia vienen producidos por dar Eutirox en los primeros meses.

Cuando se da Eutirox, a veces se subestima la acción de la gonadotropina coriónica humana. Una hormona que comparte una subunidad con la TSH y que puede estimular a la glándula tiroides, especialmente en el primer semestre. Imagina dar una dosis de Eutirox y que a su vez esta hCG esté estimulando la tiroides, ya que es independiente de la acción de la TRH y la TSH y puede interactuar con el receptor de TSH.

La hCG es culpable en muchos casos de provocar crisis hipertiroideas durante el embarazo.

El valor predictivo que obliga en la mayoría de los casos a medicar es cuando la TSH se encuentra por encima de 5mUI/ml y hay anticuerpos positivos contra la TPO y la TGB. Aquí si es recomendable. Los anticuerpos no afectan al feto pero sí a la futura producción endógena de hormona tiroidea de la madre. Si se inicia con Eutirox, en este caso, es posible, que tras el parto la madre conlleve un Hashimoto.

Este Hashimoto ya le tenía de base, dormido, pero que a causa del efecto iatrogénico de la medicación, lo termina desarrollando. Levotiroxina puede frenar la elevación de los anticuerpos contra la TPO, no contra la TGB. Debido también a la inhibición inmunitaria que se necesita para proteger al feto del ataque de linfocitos maternos, la tiroiditis se queda latente durante todo el embarazo.

A partir de la semana 12 la TSH fetal regula la tiroides del bebé. En la semana 18, esta tiroides ya es completamente funcional sin dependencia de la madre. Lo único que requiere de ella es el yodo, que tiene que seguir aportándola en cantidades adecuadas para que el feto forme su propia hormona tiroidea.

Dicho esto, a pesar de la creencia de que una TSH alta es mala para el bebé, realmente a quien afecta es a la madre. Con Eutirox no proteges a tu bebé, te proteges a ti. Al feto no le faltará de nada mientras el aporte de yodo y otros nutrientes esenciales se cubran con la dieta.

Si tu TSH sale alta en el embarazo, el primer trimestre sobre todo, valora concienzudamente la introducción de la medicación si no hay presencia de anticuerpos y la reserva de T4 es buena. La sobre medicación es negativa para la salud de la madre y del feto.

Pide a tu médico que te valore como se debe, añadiendo todos los marcadores relevantes (anticuerpos TRAB, TPO, TGB, prolactina, yodo proteico, T3 reversa, Globulina fijadora de tiroxina, T3 total y libre), no te fíes de la TSH y la T4.

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-argentina-endocrinologia-metabolismo-185-articulo-guia-tiroides-embarazo-S0326461016300079

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. mayo 16, 2022

    […] TSH alta en embarazo ¿Se tiene que tratar? […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.